Cabecera de Belchite (Zaragoza)
Inicio Eventos Reseña
histórica
Datos
económicos
AgroTienda Rutas Lugares
naturales
Bienes de
interés cultural
Galería de
imágenes
Servicios
públicos
 

Bienes de interés cultural de Belchite

Patrimonio Cultural de Aragón
Aragón Mudejar
Arzobispado de Zaragoza
SIPCA Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés
Gran Enciclopedia Aragonesa  
   
   
   
Almochuel (Zaragoza)
Almonacid de la Cuba (Zaragoza)
BIC
Codo
Lécera (Zaragoza) Codo (Zaragoza)
BIC
Híjar
Híjar (Teruel)
Vinaceite (Teruel)
BIC
Letux
Lagata (Zaragoza)
Letux (Zaragoza)
Moneva (Teruel)
Azaila (Teruel)
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Conjunto Histórico Artístico de Belchite (BIC)
Belchite (Zaragoza)
Belchite es un conjunto que sigue las tipologías urbanísticas utilizadas en la zona de la Ribera Baja del Ebro durante la Edad Media. En la actualidad se distinguen el núcleo histórico y el pueblo nuevo Belchite, fundado a medio kilómetro del pueblo viejo en 1954, tras la destrucción de la antigua villa en la Guerra Civil española. Durante esta contienda fue escenario de episodios bélicos como la Batalla de Belchite en la que el ejército republicano intentó lanzar una ofensiva para la conquista de Zaragoza. Tras un bombardeo iniciado por el bando contrario la población fue destruida y abandona.

El ayuntamiento de Belchite pretendió que este conjunto se convirtiera en un monumento mundial por la paz, recibiendo el apoyo de la UNESCO en Aragón durante el año 2000. La Villa de Belchite fue declarada Conjunto de Interés Cultural el 28 de octubre de 2002. La declaración afecta al llamado Belchite Viejo, considerado un importante Sitio Histórico y cuya conservación es fundamental para no perder los restos de su rica arquitectura, fundamentalmente mudéjar y barroca.

Estudiosos afirman que el origen de esta villa pudo ser una población celtibérica ocupada por “los belos” denominada “Bellia”. Alfonso I se la arrebató a los musulmanes en el siglo XII. Del periodo medieval se conservan los restos de edificios construidos en tapial bajo las técnicas mudéjares. Las ruinas de la Iglesia de San Martín de Tours, levantada en el siglo XIV, se han convertido en uno de los elementos más significativos de esta localidad. Es una de las tres parroquias que poseía Belchite, muestra de la importancia económica y religiosa de la villa en estos siglos. De factura mudéjar la iglesia de San Martín conserva el ábside, pero también otros elementos más tardíos como el último tramo y la fachada principal realizada en el siglo XIX. Las ruinas de la Torre del Reloj de la antigua iglesia de San Juan son posteriores, del siglo XVI, y también de estilo mudéjar.

La prosperidad del Renacimiento se reflejó en la construcción de edificios de uso comercial, civil y ejemplos de arquitectura popular, en la Calle Mayor.

La calle desemboca en el Arco de la Villa, construido en el siglo XVIII entrada a la ciudad, junto con el Arco Capilla de San Roque, en el extremo opuesto y también de estilo barroco. La edad moderna supone un nuevo renacer de la localidad y la creación de grandes monumentos religiosos como son los conventos de San Rafael y San Agustín. Junto a la iglesia de San Martín se sitúa el Convento de San Rafael o de las Dominicas, fundado en 1781. Los agustinos se establecen a finales del siglo XVI en Belchite y construyen una gran iglesia barroca de planta de cruz latina, que hoy apenas conserva la envergadura de la que hizo gala en el pasado.

La oferta cultural de Belchite, además de la visita a este particular conjunto histórico, se completa con el Museo Etnológico y el Centro de Interpretación de las Estepas de Belchite, ambos en ubicados en la Ronda de Zaragoza, y el Santuario de Nuestra Señora del Pueyo situado a pocos kilómetros del pueblo.

 
 
 
 
 
Pueblo Viejo de Belchite
Belchite (Zaragoza)
 
 
 
Torre del Reloj (BIC)

La Torre del Reloj de Belchite está situada en el conjunto en ruinas del antiguo Belchite. Pertenece al grupo de monumentos de origen mudéjar casi destruidos en la Guerra Civil.

La Torre del Reloj, así llamada por Francisco Abbad Ríos en su Catálogo Monumental de España, se conserva con carácter conmemorativo y monumento a la paz.

Se estructura era de planta cuadrada y fue edificada en la segunda mitad del siglo XIV, anterior probablemente a la de San Martín de Tours. Se construyó como torre mudéjar con machón central. Es decir, utilizando el espacio entre la torre exterior y el machón central para las escaleras cubiertas con bóvedas. Esta tipología de torre es una de las más utilizadas en la construcción de torres aragonesas mudéjares.

En altura presenta dos cuerpos y se remataba en forma piramidal. El primer cuerpo se decoraba en el exterior con series de cruces de múltiples brazos formando rombos, decoración que presenta también el ábside de la iglesia de San Martín de Tours de Belchite. Del segundo cuerpo tan solo se distinguen las ventanas.

El reloj que le daba nombre fue colocado en el siglo XVIII, rompiendo para ello un vano geminado de medio punto.

 
 
 
 
 
Iglesia San Martin de Tours (BIC)
Sello de Belchite (Zaragoza)
La iglesia de San Martín de Tours de Belchite está situada en el conjunto en ruinas del antiguo Belchite. Pertenece al grupo de monumentos de origen mudéjar casi destruidos en la Guerra Civil.

Se trata de una construcción de una iglesia mudéjar de ladrillo a principios del siglo XV. Su aspecto actual, a punto de la demolición es fruto del desastre que sufrió esta localidad en la Guerra Civil.

Esta iglesia se encuentra muy deteriorada, aunque no ha sido restaurada para dejar patente el horror de la guerra.

Su interior constaba de una nave única, con cabecera poligonal y una torre a los pies. Esta estructura original se transformó de tal manera que la iglesia presenta una mezcla de estilos que van desde el siglo XIV al XIX. De la transformación que sufrió en el siglo XVI se conservan dos capillas cubiertas con bóveda de crucería. Para mejorar su iluminación se abrieron vanos con arco de medio punto. Sobre ellos se colocó una galería de ventanas. Se incluyeron también nuevas capillas que fueron reformadas posteriormente.

En su exterior el ábside se decoraba con un friso de cruces de varios brazos formando rombos.

La torre de ladrillo es de planta cuadrada y tiene tres cuerpos. La decoración se concentra en el segundo piso que se compone de motivos decorativos en zigzag, rombos y círculos.

 
 
 
 
 
Iglesia de San Martin (BIC)
La torre de la iglesia de San Martín se presenta muy deteriorada tras la guerra civil al igual que la iglesia de San Martín a la que pertenece. No ha sido restaurada y se conservada con carácter conmemorativo y monumento a la paz. La torre es una de las partes más antiguas de la iglesia, cuya fecha de construcción se sitúa a principios del siglo XV.

Es una torre de ladrillo sobre basamento de piedra que presentaba el tipo de torre mudéjar con machón central cuadrado. Esta estructura consiste en un espacio entre la torre y el machón central destinado a la colocación de escaleras cubiertas con bóvedas. Presenta tres cuerpos decorados con motivos mudéjares.

El acceso original a la torre se realizaría desde el interior de la iglesia, posiblemente desde el coro elevado existente sobre el tercer tramo (y último en el momento de construcción de la torre) a los pies del templo.

El primer piso tan solo se decora con una faja de esquinillas en la parte alta. El segundo piso concentra la mayor parte de la decoración con decoración de zig-zag de doble hilo, recuadrada por bandas de esquinillas, retícula de rombos formada por cruces de numerosos brazos, y una doble cinta anudada en círculos. El tercer cuerpo es el más deteriorado aunque todavía se pueden distinguir decoración de rombos y las ventanas dobles geminadas.

Como remate, presenta un chapitel piramidal de planta octogonal.

 
 
 
Santuario de la Virgen de Pueyo (BIC)
Santuario de la Virgen del Pueyo de Belchite (Zaragoza)

El Santuario de la Virgen del Pueyo de Belchite está situado a las afueras de la población de Belchite.

Se trata de es un conjunto de edificios cuya construcción original se remonta al siglo XIII, momento en que se construye una pequeña ermita que a lo largo del tiempo se fue ampliando hasta convertirse en un gran Santuario que alberga edificios renacentistas y barrocos.

Es en el siglo XVI cuando se le adosó una torre mudéjar y un monasterio de frailes Agustinos y en el XVII se amplía con un nuevo templo.

La torre mudéjar, compuesta por un basamento de sillar sobre el que se levantan cuatro cuerpos. En el interior, el cuerpo inferior aloja una capilla que abría a los pies de la ermita medieval. En el exterior, los tres primeros cuerpos son de planta cuadrada y el superior octogonal.

- El primer cuerpo y el segundo presentan igual composición, con series de arcos ciegos, ligeramente apuntados y coronados por una banda de esquinillas.

- El tercer cuerpo, de campanas, abre con un arco de medio punto en cada lado. El cuerpo octogonal, añadido posteriormente, abre con ocho arcos de medio punto enmarcados por rectángulos rehundidos y flanqueados por pilastras que se adosan a los ángulos del octógono. En la zona superior, separada por una sencilla cornisa, se abren pequeños óculos.

 
 
 
Calvario
Calvario de Belchite (Zaragoza)
El calvario de Belchite está situado sobre el cerro que domina el camino viejo a Almochuel y la carretera de Lécera, conocido como "del Calvario".
 
 
 
Yacimientro de Nuestra Señora del Pueyo (BIC)

El yacimiento de Nuestra Señora del Pueyo es un asentamiento romano de los siglos I a.c. - III d.c, que se localiza en el término municipal de Belchite.

La topografía ovalada del cerro convierte a este asentamiento en un emplazamiento estratégico, puesto que, desde él, se domina toda la llanura del río Aguasvivas, vía natural de comunicación hacia el río Ebro, así como la llanura que se extiende hasta la actual población de la Puebla de Albortón.

En un momento indeterminado del siglo I a. C, tuvo lugar un proceso de jerarquización del territorio del valle del río Aguasvivas, lo que conduciría, tras la romanización de la zona, a la fundación del asentamiento de Nuestro Señora del Pueyo, aprovechando su situación estratégica.

La ciudad, creada ex novo (siglo I a. C.) y cuyo nombre se desconoce, estaba constituida por una acrópolis, una zona monumental en la ladera sur y un poblamiento en la terraza sur, así como una necrópolis fuera del pomerium.

La estructura urbana del asentamiento se organiza de acuerdo a los ejes marcados por el cardus maximus y decumanus maximus, determinados por los cuatro desagües excavados en la roca, sitos en los cuatro puntos cardinales. En el entramado urbano, sobresalen, además de restos de estructuras de carácter doméstico, pavimentos de opus signinum y los accesos de entrada (escaleras excavadas en la roca), la arquitectura vinculada al agua (conjunto termal, castella aquae, presa o depósito de decantación de agua), realizada en opus caementicium.

Los habitantes de Nuestra Señora del Pueyo necesitaron y crearon, en y para su quehacer diario, una serie de bienes muebles, de los que destacan restos cerámicos (campaniense B, terra sigillata hispanica, terra sigillata galica, terra sigillata italica, terra sigillata africana, cerámica engobada, paredes finas, cerámica africana de cocina, cerámica común de cocción oxidante y reductora, fragmentos de mortero, lucernas de pico, recipientes de almacenaje como dolia y ánforas, elementos decorativos, tales como un ladrillo pintado con la inscripción MARCUS EECUS y estuco pintado, y constructivos) vítreos, pétreos (ara), numismáticos y metálicos.

La necrópolis se localiza en el barranco de Sarretilla, fuera de los límites de la población y junto a la vía de acceso este a la ciudad. Destaca el hallazgo de una urna funeraria de vidrio a la que acompañaba un ajuar conformado por un vaso de terra sigillata galica, decorado con escena de gladiadores, y su tapadera de terra sigillta italica, cuentas de collar de fayenza y una jarra de cerámica engobada con decoración antropomorfa.

Las características señaladas ponen en relación el asentamiento de Nuestra Señora del Pueyo con otros contemporáneos, como la presa de Almonacid de la Cuba y Celsa, y señalan su relevancia en relación con la agricultura. Las tierras estarían regadas por acequias (acequia de la Playa y de las Viñas), que transportaban agua desde la presa de Almonacid de la Cuba, y barrancos (barranco de Bocafoz), así como por las aguas almacenadas en edificios creados para tales usos.

Desde el siglo II d. C, y a causa de la inestabilidad política y social, el poblamiento en Nuestra Señora del Pueyo y sus áreas de influencia continuó, pero con un esquema de ocupación basado en las villas agrícolas.

Este patrón de asentamiento de explotación agrícola pudo continuar en los siglos siguientes, perdurando el sistema de captación y distribución de agua. Estas infraestructuras pudieron ser mejoradas por las comunidades musulmanas asentadas en el valle del Aguasvivas.

Quizá siguiendo una tradición religiosa previa, en el siglo XIII, se erige una pequeña ermita dedicada a Nuestra Señora del Pueyo, al mismo tiempo que se continúan con las actividades agrícolas. La importancia religiosa del cerro perdura hasta la actualidad. En el siglo XVI, se adosa a la ermita una torre mudéjar y, en sus inmediaciones, comienzan, en 1594, las obras de erección del monasterio de frailes agustinos. Posteriormente, en el siglo XVII, se construye un nuevo templo, terminado en 1725 y de estilo barroco. En estas sucesivas construcciones, pudieron ser reutilizados sillares de edificaciones romanas preexistentes.

A lo largo de los siglos y hasta época reciente, aprovechando los depósitos arcillosos y el agua, depositada bien en balsas naturales bien en depósitos conservados desde época romana, de la zona sudoeste del cerro, se asienta un horno cerámico y una tejería, que abastecería a las poblaciones cercanas.

El santuario de Nuestra Señora del Pueyo será testigo de excepción de los episodios bélicos que, a sus pies, se desarrollarán en época contemporánea (Guerra de la Independencia y Guerra Civil Española), dado la ubicación estratégica del enclave.

 
 
 
Museo Etnológico Valle Medio del Ebro (BIC)
Museo Etnologico de Belchite (Zaragoza)
El Museo Etnológico del Valle Medio del Ebro de Belchite recoge formas de vida y de producción agrícolas tradicionales que son representativas de esta zona de Aragón hasta bien avanzado el siglo XX.

Este centro está ubicado en una antigua granja-escuela de los años 40 y en la actualidad su discurso se estructura en cuatro salas dedicadas a la siega, la artesanía de fibras vegetales, la trilla y el transporte. Esta última sala exhibe en la actualidad, y mientras dure la restauración de los carros, los Gigantes y Cabezudos que son una muestra del folklore de Belchite. La finalidad de este museo es esencialmente didáctica y está enfocado de forma especial al público escolar.

 
 
 
 
Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro
 
 
 
Molinos
 
 
 
Arte Mudéjar en Aragón
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Belchite (Zaragoza)